Búsqueda
NUESTRA LUCHA

¡Luchamos directamente por el comunismo!

El Partido Laboral Progresista (PLP) lucha para destruir el capitalismo y la dictadura de la clase capitalista. Nosotros organizamos a trabajadores, soldados y estudiantes en un movimiento revolucionario para el comunismo.

Solo la dictadura de la clase trabajadora (comunismo) puede proveer una solución duradera al desastre que el mundo de hoy es para miles de millones de personas. Esto no se puede hacer a través de la política electoral, sino que requiere de un movimiento revolucionario y un Ejercito Rojo masivo dirigido por el PLP.

El capitalismo y su imparable lucha por ganancias, nos llevan a la guerra, el fascismo, la pobreza, las enfermedades, las hambrunas y la destrucción ambiental. La clase capitalista, a través de su poder de estado – gobierno, ejércitos, policía, escuelas y cultura – mantienen una dictadura sobre los trabajadores del mundo. La dictadura capitalista apoya y es apoyada por las ideologías del racismo, sexismo, nacionalismo, individualismo, y la religión.

Los patrones y sus voceros dicen que “el comunismo está muerto”. Pero es el capitalismo el que ha fracasado para miles de millones en el mundo. El capitalismo regresó a Rusia y China porque el Socialismo mantuyo aspectos del sistema de ganancias, como los sueldos y privilegios. Rusia y China nunca llegaron al comunismo.

 Comunismo significa que trabajando colectivamente podremos construir una sociedad. Nosotros aboliremos el dinero y las ganancias. Todos compartiremos la carga y los beneficios de la sociedad.

 Comunismo significa la abolición del racismo y el concepto de raza. Los capitalistas usan el racismo para super explotar a trabajadores negros, latinos, asiáticos, y para dividir a toda la clase trabajadora.

Comunismo significa la abolición de la opresión especial de la mujer ( sexismo ) y los roles tradicionales de género creados en una sociedad de clases.

Comunismo significa abolir todas las naciones y el nacionalismo. Una clase trabajadora internacional, un mundo, un Partido.

Comunismo significa que la mente de millones de trabajadores se libere de las falsas promesas, la ideología ponzoñosa no científica de la religión. El comunismo triunfara cuando las masas de trabajadores puedan usar la ciencia y el materialismo dialectico para entender, analizar, y cambiar al mundo.

Comunismo significa que el Partido dirigirá todos los aspectos de la sociedad. Para que esto funcione, millones de trabajadores, eventualmente todos los trabajadores, deberán convertirse en organizadores comunistas. ¡Únetenos!

 

 

Dona
Challenge Periodicals
PO Box 808
Brooklyn, NY 11202
« Elecciones en Israel: Lucha entre Fascistas | Main | El racismo tóxico del DoE ¡Proteger a los estudiantes, luchemos! »
Thursday
Mar142019

Socialismo nacional estadounidense incipiente, un beso fascista

Este es el primero de una serie de artículos que escudriña el desarrollo del falso socialismo de moda. Explicaremos como este “socialismo”, aprobado por los patrones, podría en realidad, representar un programa político de fascismo liberal e imperialismo liberal asociado al ala principal de la clase dominante estadounidense.
A veces, para que los capitalistas puedan ejercen su poder, es necesario permitir que los trabajadores voten por “socialistas”. Es lo que esta pasando en Estados Unidos hoy, con Bernie Sanders y Alexandra Ocasio-Cortez (conocida como AOC). Lo hemos visto de muchos “socialistas” que han surgido desde la década de 1990 en Latinoamérica y Europa: Francia tuvo a Juppe y Chirac, Bolivia a Morales, Brasil a Lula, y México a López Obrador.
Para cientos de millones de hermanos y hermanas de clase en el mundo en los últimos 30 años, los lideres “socialistas” han destrozado sus esperanzas, aumentando la desigualdad, desastre climático, y la creciente rivalidad inter-imperialista. Todos estos “socialistas” han puesto a su respectiva clase dominante primero, no a los trabajadores. En Estados Unidos, los trabajadores no podemos esperar algo diferente del demócrata socialista Sanders u Ocasio-Cortez.  El socialismo promocionado por los patrones hoy en día en Estados Unidos es una importante evolución en la política mundial, pero no es nada nuevo para la clase trabajadora internacional. Los trabajadores estadounidenses no debemos dejarnos llevar por el entusiasmo de la falsa izquierda que encubre la arremetida hacia el fascismo y la guerra.
¿Qué es el socialismo? ¿Por qué ahora?
Los comunistas Carlos Marx y Federico Engels definen el socialismo como una fase de la historia humana que llega después de una revolución obrera exitosa. Este deroga la explotación de la mano de obra por la clase capitalista impulsada por el lucro. Pero, retiene algunas distinciones de clase. Los revolucionarios del siglo veinte, como Lenin y Mao conocían el socialismo como una etapa camino hacia el comunismo, una sociedad con una clase social. El socialismo es lo que se logro con las revoluciones rusa y china. Después el socialismo fue revertido, nunca se alcanzo el comunismo (ver Camino a la Revolución III).
Mientras el presidente Donald Trump se contornea durante su discurso del Estado de la Nación, declarando al “socialismo” como gran amenaza, y el enamoramiento, por ahora, de la prensa con Alexandria Ocasio-Cortez, nosotros podemos sentir que viene un cambio en la vida política estadounidense.
Bernie y AOC quieren reformar el capitalismo, no remplazarlo. Es mas, ellos probablemente sean los indicados para el programa político de fascismo liberal e imperialismo liberal asociado con el ala principal de la clase dominante estadounidense.  Por ahora, este bloque dominante del capital estadounidense busca preservar la mas amplia porción del planeta como una zona dominada por EE.UU. Este grupo contrasta con el ala de “Fortaleza Estadounidense” de la clase dominante, quienes creen que una política basada en el nacionalismo blanco es suficiente para sostener el, quizás menos expansivo pero aun muy peligroso, imperialismo estadounidense, actualmente representado y enconado por Trump.  La guerra de división dentro de la clase dominante estadounidense se lleva a cabo en el terreno de las lealtades obreras. El socialismo democrático es la ultima apuesta de parte del ala principal de la clase dominante para construir una base masiva para el desarrollo de su programa de guerra y fascismo.
Imperialismo liberal
Imperialismo liberal es taquigrafía para la construcción de una cultura política que requiere que soportemos los rigores de una conscripción militar sobre un sector extenso de la sociedad estadounidense para hacer la guerra contra los principales imperialistas rivales. El imperialismo multicultural explica la reciente decisión de un juez texano sobre la inconstitucionalidad de la conscripción solo para hombres (NY Times, 24/2), también el llamado a trabajadores transgénero al ejercito, y las protestas liberales demócratas contra la anunciada retirada de las tropas de Siria y Afganistán por parte de Trump.  La apuesta del 2016 de Bernie jamás paso de ser una llamarada dentro de los limites del “socialismo blanco”, su movimiento no logro tracción con trabajadores negros e inmigrantes. Lo que Alexandria Ocasio-Cortez trae a la mesa es la corrección de algunas debilidades, a través de su política de patriotismo esta el beso de la muerte (ver recuadro).
Fascismo Liberal
Hacer la guerra requiere darle a los trabajadores un país por el que valga la pena morir (reforma) pero también requiere, el “sacrificio” de todos, incluso los patrones.  Es mas, hacer la pantomima de forzar a los ricos a sacrificarse ofrece la legitimidad necesaria para imponer el sacrificio a los trabajadores.  La idea de trabajo-sin-sueldo, que Trump impuso durante el cierre gubernamental es parte de esta campaña para construir una cultura política que enseña a los trabajadores a soportar el sacrificio.
Recordemos los impuestos marginales de 90% y mas que se impusieron a los patrones mas ricos durante la Segunda Guerra Mundial y la Guerra Fría. El cínico abuso unilateral de sacrificio impuesto por Trump es igual al impuesto por Obama a una pequeña plutocracia durante su presidencia. Ni el estilo presidencial de Trump ni el de Obama ha inspirado la unidad nacional de sacrificio necesaria para la guerra. El llamado a un acuerdo verde de AOC es lo mas cercano al avivamiento de la clase de programas de rigurosa reforma que en el pasado han hecho que “valga la pena luchar por el país”.
En artículos futuros haremos un análisis del emergente nacional socialismo estadounidense como programa de imperialismo multicultural y fascismo liberal. Les pedimos enviar escritos de ahora hasta el primero de mayo siguiendo las pautas establecidas arriba.
PLP—la opción comunista
La gran oportunidad en la situación política de hoy, cuando el socialismo esta en la mente de la gente, esta en la lucha de clases—en construir la unidad multirracial contra el aceleramiento asesino de trabajadores del transporte, contra las deportaciones fascistas, los asesinatos racistas por parte de la policía, contra la segregación escolar y mas. En estas luchas los comunistas exponen los limites de la reforma y destacan el internacionalismo revolucionario proletario separándolo de la venenosa marca de patriotismo nacional socialista que los patrones han puesto frente a nosotros en EE.UU. y alrededor del mundo. A la sombra de la guerra tenemos que extender estas luchas de clases. Podemos y daremos liderato a millones para convertir la guerra imperialista en una guerra de clases hacia una victoria comunista. Lograr el comunismo sigue siendo la aspiración para millones de trabajadores.
¡LUCHEMOS POR EL COMUNISMO, ÚNETE AL PLP!

Reader Comments

There are no comments for this journal entry. To create a new comment, use the form below.

PostPost a New Comment

Enter your information below to add a new comment.

My response is on my own website »
Author Email (optional):
Author URL (optional):
Post:
 
Some HTML allowed: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <code> <em> <i> <strike> <strong>